A todos los ministros y hermanos en la bendita fe de nuestro Señor Jesucristo reciban un afectuoso y calido saludo departe del Apostol Edwin Johnny Escobar Sr. y su amada esposa Claudia Escobar junto a todo el ministerio que se sacrifica y se esfuerza para servir de instrumentalidad a Dios para que sus vidas sean bendecidas, consoladas y edificadas. Esperamos que las impresiones que Dios nos ha permitido recibir acerca
del bendito Evangelio de nuestro gran Señor Jesucristo puedan contribuir en ustedes; con luz, crecimiento espiritual, paz y un gran estimulo a la fe, al amor y a las buenas obras.

Les invitamos a que se sientan libres en explorar todas las secciones que humildemente han sido construidas primeramente para glorificar el nombre de Dios y para que sus vidas sean fortalecidas en Dios y en el poder de su fuerza. Para que sus vidas también sean edificadas de una manera sustancial en el propósito eterno de Dios, estimuladas a los valores eternos y a un crecimiento espiritual continuo.

Como Iglesia de restauración somos un ministerio que conoce
los tiempos que estamos viviendo y entendemos que no hemos
nacido de la casualidad sino que somos parte del mover fresco
de Dios para este tiempo.